Un Conte Del Bonete

Erase una vez un lindo petirrojo en un árbol posado. Que bello era aquel lindo petirrojo, con sus alas y su pico de petirrojo, con sus hábitos y sus costumbres, también de petirrojo. Con esa forma tan peculiar de mover las alas, como lo hace un petirrojo… por esto y muchas otras cosas más, al petirrojo, con cierto toque de arrogancia, se le ocurrió la idea de ir a concursar al concurso de talentos de pájaros.

"No te vayas, piensa en nuestros pequeños huevecitos, no los verás nacer!!" decía la petirroja asombrada por la decisión espotánea de su compañero.

"Lo hago por ellos, y por tí, para poder daros una vida mejor y más digna" respondió el petirrojo cegado por su propio raciocinio, "me paso el dia trayendo comida, a ti, a mis futuros hijos y a muchos de la manada que, por una u otra razón no pueden volar…"

"Somos petirrojos, nacimos para esto. Yo ayudo a hacer nidos a los demás y además me he de preocupar de conservar en buenas condiciones nuestro nido. Si tanto te aburre conseguir alimento, ¿por qué no me ayudas en el nido?"

"Mujer" intentaba calmar el petirrojo a su esposa "no pierdo nada por probarlo. Estaré fuera una semana y os enviaré mucho dinero si consigo ganar. Podremos salir de la humildad y ser venerados. Pasaremos a la historia!"

"¿Y para que quiero pasar a la historia? Yo solo quiero vivir feliz, a tu lado y al lado de los crios, verlos crecer, ayudarlos, ver como se forjan un destino. Quiero vivir cometiendo errores, pasando algun que otro bache y poder superarlo. ¿Para que quiero todo ese dinero que me prometes traer? Yo solo quiero ser libre, volar donde me lleven mis alas y ayudar a mi especie a llevar una mejor convivencia."

Fueron muchas las horas que transcurrieron entre gritos, discusiones y algunos lamentos, pero al final el lindo petirrojo salió de su nido y puso sus alas dirección al lugar donde se celebraba el concurso de talentos de pájaros.

Pasó una semana, la petirroja estaba en casa, esperando a que la paloma le trajese noticias de su marido, pero aquel día la paloma no llegó. Tampoco llegó al otro día, ni al otro, ni al otro; y pasaron las semanas, los meses, lo años. La petirroja lo esperaba cada noche mientras alimentaba a sus hijos. Ya no podía dedicarse a aquellos que tanto le gustaba, se le acabaron sus dias de construir nidos, se esfumaron todas aquellas tardes junto a sus compañeras cosntruyendo fuituro para la comunidad. Ahora solo podía cuidar de sus hijos porqué requerían mucha atención, el poco tiempo que tenía para ella lo tenía que invertir en ir a buscar alimento, y aun así, y esto era lo que más le dolía, tenía que recibir ayuda de la comunidad porqué ella sola no podía prosperar.

Una mañana, la linda petirroja, ya vieja y en su lecho recibió a una paloma que le traía un mensaje. Era de él, las primeras noticias después de tantos años sin saber nada. La paloma le entregó la carta con una sonrisa y los ojos llenos de ilusión. La petirroja pensó en todos los años de soledad, en como habían ido pasando los días sin nadie con quien compartir su alegría, pensó en aquel futuro prometedor que él le había prometido… Despidió a la paloma, observó a sus jovenes y fuertes hijos transportando ramas para construir un gran nido donde reunirse todos los petirrojos para unir a la comunidad, y con su último aliento rompió la carta sin abrirla, la arrojó hacia el bosque y se despidió del mundo.

Desde un rincón, un lindo petirrojo observaba como su pasado se esfumaba, y auqnue tenía dinero, tenía fama y todo lo que a él en un momento le hizo feliz, ya nada de eso le hacía sentir pájaro. Otros tantos pájaros que había conocido le recordaban a los mismos pájaros que conoció el día anterior. Y en una rama de un árbol, mirando su antigua comunidad lloró, y lloró durante muchos años, y así sigue llorando día tras día esperando a que le llegue su destino sabiendo que podrá haber sido alguien, pero para quien lo tenía que haber sido, no fue nada.

Esta es una historia de Daniel Bonete

Advertisements

About cabistron

Arquitecte en procés, friki en general, i persona humana, fins i tot quan em passo amb el patxaran. ____ Arquitecto en proceso, friki en general, y persona humana, incluso cuando me paso con el patxarán. ____ Architect in progress, almost a complete geek, and a human being, even when I drink too much Patxaran.

Digue'm què n'opines!

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

%d bloggers like this: